diagnóstico

“¡Poco comunes pero fuertes juntos!”

Este año es especial, ¡es año bisiesto! Pero además de ser un día raro que ocurre sólo cada 4 años, el próximo 29 de febrero es también el 5to Día Internacional de las Enfermedades Raras. Instituido en 2008 por la Organización Europea para las Enfermedades Raras (EURORDIS), el Día Internacional de las Enfermedades Raras comprende una serie de eventos alrededor del mundo, aunque principalmente en Europa, con motivo de crear consciencia sobre la existencia de enfermedades raras y de aquellos quienes las padecen. Las enfermedades raras son, en su mayoría, enfermedades genéticas que afectan a menos de 200,000 individuos o a 1 de cada 2,000 individuos y que en muchos casos ocurren esporádicamente, es decir, sin que existan antecedentes de la enfermedad en la familia. Al ser genéticas, este tipo de enfermedades afectan en su mayoría a niños y en gran parte de los casos van acompañadas de discapacidad intelectual y física. Se estima que existen entre 6,000 y 8,000 enfermedades raras, para la mayoría de las cuales todavía se desconoce la causa. En un post anterior mencionamos ya algunos de los esfuerzos científicos que se están llevando para estudiar estas enfermedades raras y encontrar las causas genéticas de éstas.

El hecho de que estas enfermedades sean poco comunes ha implicado que las grandes farmacéuticas les presten poca atención y por consiguiente exista una falta de inversión en el desarrollo de tratamientos para estas enfermedades en comparación con las enfermedades comunes como cáncer, diabetes o enfermedades cardiovasculares. Por lo anterior, la iniciativa de crear este tipo de campañas que reconozcan la existencia de estas enfermedades y evidencien los retos y dificultades que viven los pacientes afectados y sus familias; desde lograr un diagnóstico inicial de la enfermedad hasta la falta de tratamientos y/o terapias que puedan mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Desde su institución, el Día Internacional de las Enfermedades Raras ha atraído la participación de más y más organizaciones alrededor del mundo, incluyendo a organizaciones y grupos de apoyo en países como China, Australia, Argentina, Colombia, Estados Unidos, Eslovenia, Camerún, Chipre, etc., además de los países europeos. En México, se estima que aproximadamente entre siete y diez millones de mexicanos, padecen de alguna enfermedad rara; y desde 2011 México se unió a la causa del Día Internacional de las Enfermedades Raras. Este 2012, de nuevo cientos de organizaciones de pacientes, grupos de apoyo de varias enfermedades raras, fundaciones y asociaciones se unen a la causa de crear consciencia sobre las enfermedades raras bajo el tema de Solidaridad y el slogan de “Rare but strong together” (“Poco comunes pero fuertes juntos”). El evento principal de este año tendrá lugar en Basel, Suiza donde se llevará a cabo el Primer Congreso Internacional de Enfermedades Raras, RE-ACT. Este congreso que iniciará de acuerdo a la ocasión el 29 de febrero y continuará hasta el 2 de marzo reunirá a cientos de pacientes afectados por enfermedades raras y sus familiares con científicos que investigan las causas, posibles tratamientos y nuevos métodos de diagnóstico adecuados para estas enfermedades poco comunes.

Este evento será una gran oportunidad para acercar a aquellos que viven afectados por estas enfermedades con los científicos que estudian la biología de éstas y aquellos que se encuentran en la industria farmacéutica y que buscan posibles terapias y tratamientos. Debido a que la gran mayoría de estas enfermedades raras son genéticas, uno de los principales temas a cubrir y discutir en el congreso será el de terapia génica y células troncales como instrumentos para poder “curar” algunas de estas enfermedades en el futuro. Otro tema de gran interés es el de diagnóstico y cómo nuevas tecnologías están permitiendo encontrar la causa de muchas de estas enfermedades, cuando antes los pacientes y sus familias podían pasar años o incluso su vida entera sin tener un diagnóstico acertado y definitivo. En la actualidad, un paciente con alguna enfermedad rara para la cual se desconoce la causa genética o que tiene varias posibles causas genéticas puede tardar entre 5 y 10 años en lograr tener un diagnóstico definitivo. Por otro lado, algunas de estas enfermedades, si son diagnosticadas tempranamente en la infancia por medio de por ejemplo tamiz neonatal pueden ser tratadas de forma relativamente simple y evitar graves consecuencias en el desarrollo de los niños. Tal es el caso de por ejemplo fenilcetonuria, la cual puede ser fácilmente diagnosticada poco después de nacer y simplemente con que el niño lleve una dieta baja en el contenido del aminoácido fenilalanina es suficiente para evitar daño neurológico permanente y retraso mental severo. Sin embargo, para lograr mejorar el diagnóstico, tratamiento y calidad de vida de todos aquellos afectados por enfermedades raras, lo primero es crear consciencia e informarse acerca de éstas.

Para saber más:

http://www.rarediseaseday.org

Acerca del autor:

Claudia Gonzaga Jauregui es egresada de la UNAM y actualmente estudia el doctorado en Genética Molecular Humana en Baylor College of Medicine. Parte de sus proyectos involucra el estudio y diagnóstico de enfermedades raras mediante secuenciación genómica.